¡Ya somos 30.000 y seremos muchos más!


GUANYEM BARCELONA CUMPLE SU OBJETIVO DE RECABAR 30.000 FIRMAS DE APOYO

Lo hemos logrado un mes antes de la fecha marcada como límite.
Pero esto no es sino un comienzo.

Con la presentación de la plataforma ciudadana Guanyem Barcelona el pasado 26 de junio, abrimos nuestra primera fase, que ha sido de de validación. Los encuentros presenciales en barrios y la recogida de firmas online fueron las dos metodologías principales que propusimos para contrastar nuestra propuesta con la ciudadanía.

La lluvia constante de apoyos recibidos, aun en pleno verano, nos ha demostrado que la hipótesis de Guanyem Barcelona genera la ilusión suficiente como para poder comenzar nuestra segunda fase: la de confluir para ganar las elecciones municipales del próximo mayo de 2015, recuperar el Ajuntament de Barcelona y ponerlo al servicio de los intereses de la gente común. Lo haremos componiendo una candidatura condicionada desde abajo por la ciudadanía. Estamos seguros de ser mayoría quienes deseamos cambiar las reglas del juego político.

Seguiremos recogiendo firmas hasta la fecha establecida del 15 de septiembre, para demostrar así que hemos iniciado un proceso desbordante. La validación, mucho más rápida de lo que esperábamos, es una prueba de que nos hemos embarcado en un movimiento de cambio real. La propuesta Guanyem Barcelona ya no es sólo la de su grupo promotor de unas 200 personas. Más de 30.000 firmas de apoyo hasta el momento y unos 2.000 participantes en los encuentros barriales mantenidos hasta ahora, confirman que somos miles quienes compartimos un diagnóstico, una urgencia y un deseo: crear instrumentos para que la ciudadanía ganemos la ciudad de Barcelona y tomemos nuestras instituciones públicas abriéndolas de par en par.

Nuestra hipótesis validada consiste en plantear que esta recuperación democrática de las instituciones debe realizarse sumando voluntades. Se trata de alcanzar acuerdos concretos tomados en base a objetivos comunes, que permitan confluir a diversos agentes políticos y sociales críticos con la situación de nuestras instituciones y deseosos de detener las inercias de la vieja política. Vamos a salir de la crisis económica rescatando a las personas y con más democracia, no con menos.

Algo ha sucedido además paralelamente a este proceso de consecución de firmas y de presentaciones en barrios de Barcelona: la multiplicación de otros Guanyems-Ganemos en Catalunya y en el Estado español. Aproximadamente una veintena en apenas dos meses. Ello constituye un síntoma de que estas próximas elecciones municipales son la oportunidad de que la gente común lleve el buen gobierno a los ayuntamientos. Se trata de una marea ciudadanista de ruptura que de seguro reforzará la revolución democrática en curso.

Agradecemos vuestro apoyo a quienes habéis firmado por Guanyem y os animamos a seguir contagiando la ilusión por un cambio real y profundo. Os pedimos también vuestra firma a quienes aún no la habéis aportado. En Guanyem cabe todo el mundo, todos somos necesarios. Cuanto más desbordante, participativo y abierto sea el proceso, mayor será su fuerza y legitimidad antes y después de las elecciones.

El día 16 de septiembre se celebrará un encuentro con todas las personas que han aportado su firma, para empezar a organizarnos en esta segunda fase. Si vamos a comenzar colectivamente una nueva etapa del proyecto, queremos hacerlo como hasta ahora: cuestionando, contrastando, compartiendo.

A partir del 1 septiembre continuará nuestra intensa agenda de encuentros en barrios de Barcelona, a lo que se sumará otra serie de actos con sectores diversos de la ciudadanía aglutinados en torno a intereses concretos afectados por la crisis y las políticas del mal gobierno de la ciudad (sanidad, educación, cultura…). También hemos iniciado ya los contactos dirigidos a organizar una jornada pública de trabajo para debatir el “código ético” que habrá de adoptar la candidatura de confluencia. Este nuevo “contrato democrático” permitirá transformar de manera radical las relaciones entre la ciudadanía y sus representantes políticos e institucionales. Se trata de un debate que forma parte del sentido común de la gente: necesitamos transformar la manera en que se ejerce la gestión pública para sanar una democracia secuestrada por las élites corruptas. Frente a este sentido común, los grandes partidos del régimen hacen oídos sordos a las exigencias de transparencia y responsabilidad democrática que son ya un clamor desde abajo. Ha llegado el momento de echar a la mafia y a sus malas prácticas fuera de las instituciones.

“Hemos llegado a las 30.000 firmas mucho antes del 15 de septiembre pero no nos detenemos aquí, seguiremos sumando firmas y haciendo más charlas en los barrios. Cuantas más personas hagan suyo el proyecto, más cerca estaremos de ganar Barcelona desde la gente y para la gente”, ha declarado Ada Colau, una de las portavoces de Guanyem Barcelona. Todo el mundo es necesario: estamos sólo en el comienzo de la revolución democrática.

Sigue firmando!

Guanyem Barcelona