#GuanyemElsServeis: Reunión para ganar experiencia sobre la gestión del agua


El 23 de noviembre, Guanyem Barcelona participó, conjuntamente con otras formaciones políticas como ICV-EUiA, Podemos y la CUP, así como organizaciones sociales, en un coloquio organizado por la plataforma ciudadana “Aigua és Vida” sobre procesos de remunicipalización del agua en Italia y en Francia. Durante el acto, miembros de movimientos sociales de estos dos países a favor del derecho al agua expusieron experiencias y casos concretos de retorno a la gestión pública del agua.

Por un lado, Renato di Nicola, miembro del Foro Italiano de los Movimientos del Agua, recordó que, con el apoyo de una gran movilización ciudadana que recorrió todo el país, en 2011 se celebró un referéndum constitucional que aprobó que el agua no se privatizase y que no hubiese lucro en el recibo. Desde entonces, se han impulsado muchos procesos democratizadores del servicio y remunicipalizaciones de la gestión en otras ciudades, como Nápoles.

Por otro lado, Anne Le Strat, que fue teniente de alcalde de París hasta el 2014, explicó el proceso de remunicipalización impulsado en la ciudad de París. A diferencia de Italia, este proceso no fue impulsado masivamente por la sociedad civil, sino por el Partido Socialista Francés. A pesar de las trabas que SUEZ (AGBAR es filial) y Veolia (otra gran multinacional) pusieron, el resultado fue un éxito, ya que el primer año de la remunicipalización, el 2010, se redujeron en 30M € los costes del servicio, aumentaron las inversiones y se redujeron las tarifas un 8%.

Pese a no ser un proceso impulsado por la sociedad civil, crearon el Observatorio Ciudadano del Agua para favorecer la participación ciudadana en la evaluación de todos los informes de la empresa pública de agua, aparte de darle representación, junto con entidades sindicales, ecologistas y de consumidores, en el consejo de administración de la empresa pública. Respecto a las políticas sociales, gracias a la remunicipalización se garantizó a toda la población un servicio mínimo de agua y no se produce ningún corte a aquellas familias que no pueden afrontar los recibos. En este sentido, la mejora económica, social y ambiental en el servicio en tan solo 4 años es un éxito tan palpable que ahora mismo ningún partido de la oposición prevé volver a la gestión privada.

Por último, los dos ponentes se ofrecieron a asesorar a los equipos técnicos responsables en caso de que se lleven a cabo procesos de remunicipalización del agua en Barcelona o en otras ciudades, como Terrasa.